GTRU - Quienes Somos

GTRU - Quienes Somos

El Grupo de Trabajo Racimos de Ungurahui orienta su trabajo hacia las zonas de la Amazonía peruana donde existen organizaciones afiliadas a la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP). AIDESEP agrupa a 12 federaciones y a la Coordinadora de los Pueblos Indígenas de San Lorenzo (CORPI-San Lorenzo), que a su vez agrupa a 9 pueblos indígenas: Achuar, Aguaruna, Huambisa, Candoshi, Chayahuita, Cocamilla, Quichua, Shapra, Shiwilo.

¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos?

El grupo de trabajo "Racimos de Ungurahui" es una institución constituida por profesionales con formación jurídica, antropológica y en desarrollo económico, algunos de los cuales han adquirido amplia experiencia en la Amazonía apoyando durante 25 años las iniciativas de las organizaciones indígenas desde su interior.

El Grupo se constituyó legalmente en 1995 para apoyar la consolidación de los logros territoriales obtenidos por el movimiento indígena amazónico, los procesos de capacitación, el fortalecimiento de su identidad y creatividad étnica. En este proceso, "Racimos de Ungurahui" se define como un agente subsidiario del movimiento indígena amazónico, enfatizando la idea de que los verdaderos actores sociales son las organizaciones indígenas.

Dos objetivos principales animan el trabajo de "Racimos de Ungurahui". Primero, contribuir al conocimiento, difusión, vigencia y desarrollo de los derechos socio-económicos de los Pueblos Indígenas amazónicos, consagrados en la legislación nacional y en los Convenios internacionales ratificados por el Perú. El segundo objetivo es promover y asesorar las iniciativas de desarrollo sostenible coherentes con los principios de autoadministración de los recursos naturales y de fortalecimiento de la identidad y creatividad étnica en un contexto de interculturalidad.

En función de sus capacidades y del enfoque programático del movimiento indígena, Racimos trabaja en dos niveles que se articulan: el nivel de las diversas instancias organizativas indígenas, y el nivel del trabajo interno de Racimos que sirve de insumo para la asesoría al movimiento indígena.

En relación al primer nivel que incluye las federaciones, oficinas regionales y dirección nacional de AIDESEP, la estrategia básica del grupo es el acompañamiento de los procesos organizativos indígenas. Esta estrategia está informada por el principio de Racimos de no anteponer una agenda propia. En relación al segundo nivel, nuestro trabajo supone el análisis de las políticas públicas, de los procesos socio-económicos globales y de legislación, el apoyo en la elaboración de iniciativas legales; así como la participación en foros y mesas de trabajo que alimenten nuestro trabajo de asesoría. Nuestro compromiso con el movimiento indígena parte de las necesidades y aspiraciones de este último. En ese sentido, nuestro trabajo se engarza con su objetivo programático de lograr un empoderamiento progresivo que les permita alcanzar mayor autonomía y autogestión colectiva en cada dimensión de su practica organizativa, superando de esta forma los diferentes sistemas de subordinación y desarrollando procesos participativos que alimenten sus experiencias.

El carácter subsidiario del Grupo de Trabajo Racimos de Ungurahui respecto de los objetivos del movimiento indígena le obliga a mantener una línea de acompañamiento de los procesos en los que sus servicios son requeridos. En estos escenarios, nuestro trabajo pretende contribuir a mejorar la práctica de las organizaciones, las comunidades e iniciativas indígenas promoviendo procesos sistemáticos y herramientas metodológicas para ello. Por lo tanto, no se trata de solucionar los problemas que se presenten sino de facilitar las condiciones para que las organizaciones puedan asumir más cómodamente sus procesos políticos, económicos, organizativos, administrativos, jurídicos y/o culturales, así como solucionar autónomamente los problemas que surjan. El nombre de nuestra institución "Grupo de Trabajo Racimos de Ungurahui" pretende reflejar nuestro ámbito de trabajo y, fundamentalmente, nuestra concepción sobre las relaciones humanas y el trabajo en equipo. Ungurahui es una planta amazónica que tiene forma de racimos. Los racimos indican cómo está formado nuestro grupo: es la unión de varias unidades que contribuyen a darle existencia e identidad como un todo. Ello significa que aunque cada uno de nosotros es un individuo con características particulares, nos une una visión y un compromiso común en el trabajo.

Los principios de horizontalidad y respeto también forman parte de nuestra visión y práctica cotidiana y de nuestras relaciones al interior del equipo y con nuestros interlocutores. Ello significa que ningún componente de Racimos se distingue del otro, ni tiene una agenda o distinciones particulares. Un elemento clave de nuestro trabajo es la empatía con los indígenas que para nosotros supone el respeto por sus decisiones, sus proyectos y sueños como pueblos. Racimos también se interesa por ubicar profesionales con intereses y principios de trabajo similares para que con su experiencia y aptitudes contribuyan con las organizaciones indígenas en distintas zonas de la amazonía peruana.

Actualmente, el personal técnico-profesional del "grupo de Trabajo Racimos de Ungurahui" está conformado por 6 personas: dos abogados, un economista, un contador, una secretaria y un cooperante. También cuenta con el apoyo de una red de instituciones y profesionales a nivel nacional e internacional que contribuyen canalizando información relevante para nuestro trabajo. Asimismo, tenemos un nuevo sistema de pasantías que nos permite contar con el apoyo de estudiantes graduados.

Lo último